Que Hacemos

Nuestra asociación cuenta con medio centenar de voluntarios, formados en la práctica del acompañamiento a enfermos y familiares al final de la vida.

En el año 2019, último año con estadísticas previas al Covid, fueron 1606 intervenciones que ofrecieron nuestros voluntarios. Esto significó que un total de 8477 personas, entre pacientes y familiares, recibieron apoyo y acompañamiento, lo que supuso más de 4000 horas de dedicación.

Cada voluntario dedica 100 horas al año al cumplimiento de esta labor. Los voluntarios – en turnos de mañana o de tarde – trabajan en pequeños equipos – de 2 o 3 – ofreciendo, según el estado anímico del enfermo y de su familia, soporte emocional, compañía, entretenimiento, cariño y atención.

Así pues, la asociación lleva a cabo las siguientes actividades:

1. Intervención con el Paciente:

Acompañamiento, fomentando su autonomía y su valía personal a través del refuerzo positivo, mostrándole una respuesta empática y comprensiva.

2. Intervención con la Familia:

Acompañamiento a familiares, dándoles apoyo emocional, espacios para el desahogo y facilitandoles un descanso.

3. Divulgación:

Crear y colaborar en proyectos de divulgación del voluntariado, de las unidades de cuidados paliativos y de centros socio sanitarios que atiendan a pacientes y familiares en la etapa de enfermedad crónica avanzada y final de vida.

Los profesionales y voluntarios que llevamos años compartiendo los últimos días con pacientes que se encuentran en el último tramo de su enfermedad, estamos convencidos que la difusión de los cuidados paliativos, junto con otras medidas de apoyo, pueden ayudar a desdramatizar el hecho natural de la muerte y facilitar la eliminación de un tabú cuya persistencia nos está bloqueando la posibilidad de acercarnos a ella del modo más adecuado, es decir, sin dolor, sin miedo, con el soporte profesional adecuado y acompañados del afecto de las personas queridas.

¿Qué hacemos?

Acompañar

Participamos en la humanización del trato a las personas, ante una enfermedad crónica avanzada. Nuestra tarea principal es acompañar a los enfermos y a sus familiares. Ofrecemos nuestro tiempo, atención y compañía.

Divulgar

Crear y colaborar en proyectos de divulgación y promoción de la atención en el proceso de muerte y final de vida.

Acercar

Crear y colaborar en proyectos de sensibilización de final de vida sin tabús, de forma plena y natural.

La Asociación desarrolla, en colaboración con los equipos multidisciplinares de las Unidades de Cuidados Paliativos y con las entidades públicas, los proyectos siguientes:

✓ Formación continuada, garantía de calidad y estabilidad del voluntariado.

✓ Formación de nuevos voluntarios para atender las necesidades de las Unidades.

✓ Divulgación del concepto y realidad de los Cuidados Paliativos.

✓ Investigación sobre la eficiencia e impacto del voluntariado.

Esto es lo que dicen los profesionales sobre nosotros

En la unidad siempre comentamos… “cuando están los voluntarios se nota muchísimo, porque hay menos timbres”. Nos referimos a que los pacientes demandan mucho menos rescates analgésicos, pues, al sentirse acompañados y distraídos, perciben menos su dolor.

La visión, misión y valores de DIME son el acompañamiento tanto a las personas que están a final de vida como a sus familiares. Sin embargo, os puedo asegurar que todos y cada uno de los voluntarios de DIME son mucho más que esto. Su generosidad en forma de tiempo, su actitud en forma de disponibilidad y delicadeza, su humildad en forma de escucha, y esa alegría y simpatía que tanto les caracteriza, sólo puede venir de una motivación más intrínseca que extrínseca, mantenida, sin duda, por la satisfacción y plenitud que genera el “ayudar a otra persona que lo necesita”.

Cata Rosselló Forteza

Médica Paliativista, Hospital General

El Voluntariado en las Unidades de Cuidados Paliativos es un pilar fundamental en la atención sanitaria centrada en la persona, proporcionando una asistencia única e insustituible. Cuando los voluntarioos acuden a nuestra Unidad, siento que nuestro círculo se cierra en torno al paciente para ofrecerles la mejor atención posible, en el momento más delicado de sus vidas.

Enrique Álvarez Porta

Médico de Familia

Como musicoterapeuta en Cuidados Paliativos, utilizo todos los elementos de la música para ayudar a mejorar la calidad de vida de la persona que se encuentra en cuidados paliativos y también de sus familiares o cuidadores.

Actualmente realizamos sesiones individuales, en las habitaciones de los pacientes pero también pueden realizarse grupales. Mediante diferentes técnicas activas y receptivas (cantar, escuchar, tocar instrumentos, componer...) trabajo con las necesidades de cada paciente. A veces trabajamos para ayudar a gestionar el dolor, otras para reducir la angustia, la ansiedad o el miedo, otras para mejorar su comunicación o expresión de emociones, otras facilitando su despedida, para que tenga un final de vida en paz.

Teresa Miquel Sellés

Músicoterapeuta en Cuidados Paliativos